jueves, 22 de febrero de 2018

El experimento de Milgram: la maldad en los humanos


PUBLICADO POR:
FERNANDO PINO

¿Sabías que existe un experimento cuyos resultados indican que nuestra especie es en su mayoría malvada? Se trata del llamado experimento de Milgram y de acuerdo a sus conclusiones, los seres humanos son malvados y esto tiene una estrecha relación con las figuras de autoridad. Claro, parece algo bastante obvio y basta con tomar cualquier libro de historia para encontrar evidencias que así lo aseguran, sin embargo, te aseguro que el experimento no tiene desperdicio alguno. Hoy quiero invitarte a conocer algunos aspectos interesantes sobre este experimento y la maldad en los humanos.

Antes de que demos comienzo, quiero que te tomes un momento para reflexionar sobre la siguiente pregunta: ¿sería posible que hoy, luego de más de 70 años desde que se decidió llevar a cabo el holocausto judío, el más grande genocidio de la historia y una de las mayores expresiones de maldad humana, pueda repetirse tal acontecimiento, con tal magnitud y tales protagonistas? ¿La humanidad aún sigue siendo tan malvada como para cometer tales actos de lesa humanidad? No seas tan optimista. Con esto en cuenta, veamos algunas de las características del experimento a nivel histórico.


Hace exactamente 52 años, el psicólogo estadounidense Stanley Milgram diseñó un experimento único. Fuertemente cuestionado desde varios puntos de vista y de un carácter muy controversial debido a la conmoción que llegaba a provocar en sus participantes, el experimento buscó determinar si ciudadanos comunes y ordinarios de su país, eran capaces de llevar a cabo actos de brutalidad y crueldad contra otros desconocidos.

Básicamente, la experiencia se desarrolló en torno a una máquina con una serie de interruptores eléctricos. Al activarse, el participante enviaba choques eléctricos en forma gradual, desde 15 a más de 165 vatios, que iban desde un extremo de la habitación hacia la habitación de lado, en donde un desconocido los recibiría en su cuerpo tras contestar equívocamente una serie de preguntas. Ello ocurría sin que el primero pudiera ver al segundo, pero si escucharlo al recibir las descargas.


En forma previa se le explicaba al participante que ejecutaría los golpes eléctricos (el maestro) a la persona del otro cuarto y que el experimento se llevaba a cabo para determinar que los seres humanos aprenden mejor y más rápido mediante un castigo corporal. Además, se le aseguraba a quien ejecutaría el castigo que los golpes eran dolorosos a medida que se utilizaba mayor voltaje, pero que no se corría ningún riesgo en la salud del receptor.

Por último, se lograba convencer al participante de que estaría causando dolor simplemente en pos de un experimento de laboratorio, en nombre del desarrollo. Antes de comenzar el experimento, también se le entrega la paga a los participantes y se les aclaraba que en cualquier momento en que deseen abandonar el experimento, podrán hacerlo sin ningún tipo de problema.

El participante cómplice desde el otro lado de la habitación, encargado de recibir los choques (el aprendiz), no es quien los recibe en realidad, pero asegura sufrir de problemas cardíacos y a medida que el voltaje va subiendo, comienza a quejarse del dolor. Siempre actuando, por supuesto. Al llegar a los 150 voltios, el receptor expresa que ya no quiere participar, que siente dolores en el pecho y que cree fuertemente que algo anda mal, demandando acabar con el experimento.


Toda la condolencia del aprendiz es escuchada por el maestro encargado de implementar el castigo, no obstante, ante la figura de autoridad del psicólogo presenciando todos los acontecimientos y determinando que el experimento debe continuar de todas maneras, el participante continúa empleando los choques.

Un grupo de profesionales con el apoyo de Discovery Channel y bajo la supervisión del psicólogo y profesor Jerry M. Burguer, experto en el experimento de Milgram, recrearon el experimento apenas un par de años atrás. Ellos volvieron a llevarlo a cabo en nuestros días, con nuevos participantes ordinarios de los Estados Unidos.

Del 100% de las experiencias, la increíble cifra del 77% de los participantes encargados de aplicar los choques eléctricos, haciendo peligrar la vida de otro ser humano, continuaron con el experimento, haciendo caso omiso al hecho de que el atormentado desconocido sufría por su determinación en la habitación contigua. Los maestros encargados de los choques se mostraban confundidos, molestos y asustados, frente a un fuerte shock emocional, sin embargo, ante la figura autoritaria del psicólogo, continuaban empleando los choques y hacían peligrar la vida de otro ser humano sin tener en cuenta las consecuencias.


En el experimento también se apreció que de 12 personas, apenas un participante se negó a darle los choques eléctricos como castigo a otro ser humano bajo cualquier circunstancia: una mujer, quien ni siquiera llegó a dar un solo golpe al aprendiz. Por último, también se demostró que en grupos, cuando el experimento se desarrollaba entre dos personas y una se negaba a realizar el brutal experimento, la otra de inmediato coincidía en no hacerlo. Un dato particularmente interesante.

Las terribles cifras del experimento demostraron que los seres humanos ordinarios, ante la orden de una figura con apenas un poco de autoridad (como una túnica blanca), son capaces de cometer aborrecibles brutalidades, de actuar con crueldad y desprecio por la vida, llevando a cabo actos de lesa humanidad.

Si hoy existieran nuevos campos de concentración, dominados por la figura de un tirano u otras formas de autoritarismo, existiría más de un 75% de ciudadanos, al menos tan solo en Estados Unidos, que estarían dispuestos a formar parte del personal del mismo y de castigar a otros seres humanos.

FUENTE: https://www.vix.com

miércoles, 21 de febrero de 2018

¿Ciencia paranormal? Uri Geller y los poderes mentales.


PUBLICADO POR:

GUILLERMO RODRIGUEZ
Uri Geller es un autodenominado psíquico quien afirma tener habilidades como la telequinesis y la telepatía, entre otras habilidades también consideradas paranormales. Obviamente no es la única persona que confiesa contar con estas extrañas habilidades, pero Geller es el exponente más famoso de este campo con más de 40 años de trayectoria exponiendo sus "habilidades" en varios medios de comunicación.

Uri Geller comenzó si vida en Tel Aviv el 20 de diciembre de 1946 y su primer contacto con las actividades paranormales ya se remonta a sus 3 años de vida, tal como él cuenta. Geller afirma que con esta tan prematura edad un día se encontraba jugando en el patio de su casa y una luz enviada del cielo lo golpeó y lo tumbó contra el pasto. Minutos después entró a su casa y frente a su madre logró doblar una cuchara.


Ya en su madurez se hizo conocido por sus presentaciones en bares de su ciudad natal, las cuales no tardaron en catapultarlo al estrellato como una figura de lo paranormal. Entre los actos más conocidos de Uri Geller se encuentra: doblar cucharas, arreglar y descomponer relojes, descubrir dibujos los cuales no puede ver y hasta encontrar agua subterránea.

Uri Geller predica que cuenta con estos poderes mentales pero obviamente mucha gente ha demostrado que todas sus trucos son fácilmente realizables con algunas habilidades de ilusionismo. Muchos magos e investigadores han ido a la caza de este psíquico y hasta él mismo ha demostrado fallar en varias ocasiones en las que sus poderes no lograron aparecer.


Telequinesis

La telequinesis es la capacidad de mover objetos a distancia sin la intervención de ningún otro objeto de por medio. La existencia de este fenómeno no está aceptada por la ciencia moderna.

La telequinesis está amparada por la parapsicología, una pseudociencia, que afirma que este tipo de fenómenos es causado por la energía que sale del cerebro humano y la cual hace mover los objetos. Esta energía es denominada fluido psíquico y se dice que ésta es capaz de alterar la materia.

En el caso de Uri Geller la capacidad de doblar cucharas y alterar relojes estaría asociada a este fenómeno el cual él presume controlar.


Telepatía

La telepatía es otro fenómeno que no es compartido por la comunidad científica como "real", el mismo consiste en la transmisión de pensamientos o sentimientos de una persona a otra sin la utilización de ninguno de los cinco sentidos del cuerpo humano.

Seguramente muchos de ustedes hayan logrado tener un contacto telepático con un amigo o alguien con el cual están en contacto diariamente, pero esto no significa que tengan capacidades telepáticas ya que la utilización de los sentidos está siempre presente. Aquí hablamos de los gestos, las miradas, y por supuesto el contexto de las situaciones.

Para realmente predicar que se ha presenciado una actividad telepática se debe aislar los individuos de manera que estos no puedan hacer ningún tipo de conexión más allá que la mental. Algunos casos de telepatía suelen ser, como en el caso de Geller, la lectura de dibujos los cuales yo no puedo ver pero otros sí.


Científicamente se dice que el cerebro humano no genera tanta energía como para poder hacer una transmisión mental de sus pensamientos, sin embargo se habla que dentro de algunos años y gracias a la tecnología la transmisión de pensamientos sí va a poder ser posible, obviamente bajo la colaboración de artículos tecnológicos.

Existen cientos de estudios y cientos de exponentes de ambas teorías, unas que desmeritan y otras que afirman la existencia de estos fenómenos. A pesar de esto, la realidad de los pocos estudios científicos realizados sobre el tema muestran que no existe mucho más que azar y casos separados sobre la existencia de estos fenómenos.

FUENTE: https://www.vix.com

martes, 20 de febrero de 2018

La Pareidolia.


Es un fenómeno psicológico (perceptivo, no necesariamente patológico) consistente en que un estímulo vago y aleatorio (habitualmente una imagen) es percibido erróneamente como una forma reconocible. Sólo aparecen cuando nuestro cerebro lo compara con algún pre concepto que tengamos en mente, o con algún recuerdo. Utilizado en la exploración psicológica.

Los humanos somos algo imperfectos, nos cuesta mucho ver formas aleatorias (o escuchar cosas en otros idiomas) sin buscarle un significado, algo para que nuestro cerebro lo reconozca.


Donde tan solo hay una mancha, una sombra, una rugosidad nosotros vemos formas, rostros y todo aquello hasta donde nuestra imaginación llegue. Tendemos  asociar la imagen o sonido con algo. Esto puede explicar muchas cosas.

El ser humano de todas las épocas ha buscado confirmación de la presencia divina y muchas veces la encuentra a través de estos fenómenos naturales.

Donde no hay orden nuestra mente lo instala, ya que nuestro cerebro siempre está buscando clasificar y ordenar. Y es que cuando percibimos algo, no sólo lo hacemos objetivamente a través de los ojos, oídos, de esta forma, inconscientemente estamos creando patrones que nos permitan identificar aquello que observamos y darles un sentido.


Casos

Ejemplos comunes de la pareidolia son:


  • Las sombras de esta montaña en Marte, conocida como "cara de Marte", la hacen parecer un rostro humano.
  • Visión de animales o rostros en la forma de las nubes.     
  • Visión de rostros en las cimas de algunos cerros pedregosos 
  • Visión de rostros en la parte delantera o trasera de un vehículo. 
  • Imágenes de rostros en aparatos (en la imagen), edificios, etc.  
  • Visión de personas o siluetas en el pavimento.  
  • Audición de mensajes reconocibles en grabaciones en idiomas desconocidos o reproducidas al revés.  
  • Avistamientos de ovnis, críptidos, fantasmas u otros fenómenos paranormales.  
  • Numerosas figuras religiosas o simplemente humanoides en objetos astronómicos como la luna.   
  •  Imágenes religiosas en objetos cotidianos (árboles, piedras, etc.).   
  • Constelaciones.  
  • Contribuye a visualizar parecidos entre personas.


El término pareidolia, actualmente en desuso, es el que mejor designa las alteraciones perceptivas en las que, a partir de un campo real de percepción escasamente estructurado, el individuo cree percibir algo distinto, mezclando lo percibido con lo fantaseado. En este sentido es una forma de ilusión o percepción engañosa que se diferencia claramente de las alucinaciones, seudoalucinaciones, alucinosis o metamorfopcias.

La capacidad de percibir formas y expresiones concretas a partir de estímulos ambiguos nos juega a veces malas pasadas y nos hace ver y escuchar cosas que no existen.

FUENTE: https://alex-psicoclinica.blogspot.mx

lunes, 19 de febrero de 2018

Mandalas: conoce su origen y significado.


¡La magia de los Mandalas se encuentra en pleno auge! Como habrás podido observar durante los últimos meses en todos los rincones del mundo, ha cobrado especial importancia el proceso de coloreado y decoración de estas complejas figuras de influencia hindú y tibetana.

El término mandala significa “rueda o círculo” en sánscrito y tiene su origen en La India. Estas elaboraciones son utilizadas, sobre todo, en el hinduismo y en el budismo, ya que evocan representaciones del macrocosmos y microcosmos, concebidas siempre desde un punto de vista totalmente espiritual. Sus beneficios son rápidamente apreciables por quellos que practican la meditación.

Además, junto a sus múltiples beneficios en el campo de la meditación, también están siendo empleados en numerosas referencias decorativas dentro del hogar y como uso personal.


¿Para qué se utilizan los Mandalas?

En primer lugar, tenemos que tener en cuenta que la utilización básica de los Mandalas, sobre todo para los budistas, es la meditación. A través de la observación de sus múltiples formas y tratando de conseguir un estado pleno de calma, dejando la mente en blanco, crean una conexión directa entre el hombre y la divinidad.

Por lo tanto, los Mandalas son un reconocible punto energético que ayuda al hombre a conseguir un equilibrio espiritual y a purificar su alma.

En la actualidad, habrás tenido la oportunidad de observar que, cada vez más, se pueden adquirir en numerosos establecimientos. Incluso, se han editado gran cantidad de libros y recopilaciones de Mandalas dibujados en blanco, en los que los niños (y los no tan niños) pueden colorear cada una de estas figuras. Además, esta acción sirve como terapia y relajación para las personas que deciden ponerse manos a la obra, presentándose como una afición muy saludable.


Principales formas de los Mandalas

Aunque, principalmente, los Mandalas mantengan una forma básica y regular, pueden realizarse con muchísimas formas geométricas más. Habitualmente, lo más común es que aparezcan dentro de un gran círculo en el que también se incluye una forma cuadrangular. Además, también existen variaciones a la hora de realizar estas representaciones dependiendo de la cultura. Por ejemplo, en la hinduista, destacan más los yantras lineales, mientras que en la budista, llaman más la atención las propias figuras.

Lo que sí es común es que la estructura de los Mandalas parte de los ejes cardinales, creando varias regiones o secciones. Teniendo en cuenta todas las figuras que invaden un Mandala, las interpretaciones en cuanto a significado pueden ser muy variadas. Algunas de las formas más utilizadas son el triángulo (vitalidad, transformación), los círculos (seguridad y verdadero yo), el cuadrado (estabilidad y equilibrio), la espiral (hace referencia a ciertas energías que son capaces de curar), la mariposa (símbolo de renovación del alma) o el pentágono (que mantiene en contacto el cuerpo humano y los elementos de la tierra, el fuego y el agua), entre otros.


Y, ¿cómo son los colores esenciales de un Mandala?

Los colores también son protagonistas en el significado del propio Mandala, por lo que el cromatismo permite alcanzar diversas metas concretas a la hora de meditar. Por ejemplo, el color negro significa tristeza y misterio, el rosa representa la dulzura y la serenidad, el amarillo la luz y la calidez o el blanco, que se sitúa como el mejor aliado de la perfección y purificación. El abanico de posibilidades en cuanto a colores es inmenso, tan solo tendrás que atreverte a dejar volar tu imaginación, dando rienda suelta a tu creatividad.

La presencia de los Mandalas en otras culturas

Los Mandalas no solo están recogidos en las creencias hinduistas o budistas, sino que también se pueden observar como protagonistas en otras culturas. Por tanto, son visibles y rápidamente reconocibles, en laberintos de iglesias góticas, las chacanas andinas o los diagramas o atrapasueños indios. Además, en ciertos rituales mágicos también se ha descubierto la presencia de círculos con el objetivo de separar los espacios profanos de los sacros.

Ya sea para decorar, para aliviar el estrés de tu día a día coloreando, o simplemente, dejando tu mente libre mientras los observas, la introducción de los Mandalas en tu hogar es, sin duda alguna, una gran elección…

FUENTE: https://mx.hola.com

viernes, 16 de febrero de 2018

Leyenda de Amigas para siempre


Año 1982. Alicia y Sara eran dos chicas, ambas de 15 años, e íntimas amigas
desde la más tierna infancia. Vivían en el mismo barrio, estudiaban en el mismo
instituto, iban a la misma clase... en fin, eran inseparables. Sin embargo, tenían
caracteres muy diferentes. Alicia era alegre y extrovertida, mientras que Sara era
muy tímida y callada.

Cierto día, Sara le propuso a Alicia:

- ¿Por qué no hacemos un juramento de sangre?

- ¿Qué?

- Mira, por si algún día perdemos el contacto, juramos que la que muera antes de
nosotras dos, irá a avisar a la otra.

- Qué tontería, Sara, nosotras siempre estaremos juntas.


Ante la insistencia de Sara, y entre asombrada y divertida, Alicia al final aceptó
la propuesta. Ambas se practicaron un corte con una navaja en el dedo índice de la
mano derecha, y sellaron el pacto a la luz de unas velas.

Pasaron los años. Alicia había terminado sus estudios de derecho, tenía un buen
trabajo, una casa preciosa y un marido y un hijo maravillosos. Hacía mucho que no
veía a Sara, la amiga de su juventud, aunque a veces se acordaba de ella cuando se
veía la cicatriz de su dedo índice. Al final, la vida les había llevado por caminos
distintos y no habían vuelto a verse desde que acabaron el instituto.

Una noche, Alicia tuvo una horrible pesadilla: iba conduciendo, cuando de repente un
camión invadía su carril y chocaba con su coche.

Se despertó empapada en sudor, y justo en ese momento, oyó llamar al timbre de la
casa. Eran las 3 de la madrugada. Miró a su marido, que dormía profundamente a su
lado, en ese momento, el timbre volvió a sonar con insistencia. Maldiciendo por lo bajo y preguntándose quién podría ser a esas horas, Alicia se levantó y fue a abrir la puerta.


Cuando abrió la puerta y vio a la mujer que estaba en el porche, abrió la boca, totalmente anonadada. Aunque había cambiado bastante, la reconoció enseguida.

Allí, terriblemente pálida, ojerosa y con una enorme herida sangrante en la cabeza, estaba su antigua amiga Sara.

- ¡Por Dios, Sara! ¿Qué ta ha ocurrido? Entra, te curaré esa herida.

- ¡Cuánto tiempo sin vernos!

Sara no se movió de donde estaba.

- He venido a cumplir mi promesa, Alicia. He muerto y vengo a decírtelo.
Alicia se quedó sin habla.

- Ya que la vida nos ha separado, estaremos juntas en la muerte. Te estaré esperando...- dijo Sara levantando el dedo índice. Acto seguido, desapareció.

Alicia empezó a notar un dolor persistente en su propio dedo índice, al mirárselo descubrió que lo tenía empapado en sangre, como si se le hubiera vuelto a abrir el corte que se hiciera años atrás... Lanzó un alarido estremecedor y cayó desvanecida al suelo.


Al día siguiente, despertó en su cama y pensó que todo había sido un mal sueño.

Encendió el televisor para desayunar, y lo que vio la dejó helada: la noche anterior, a las 3 de la madrugada, había habido un accidente de tráfico: un camión había chocado con un coche, y la conductora del mismo había fallecido en el acto.

A partir de aquél día, su vida se convirtió en un auténtico infierno. No comía, se olvidaba de recoger a su hijo en el colegio, no rendía en el trabajo... Y todas las noches tenía el mismo sueño, en el cual oía llamar a la puerta, y al abrir veía a Sara levantando el dedo índice y diciendo "te estaré esperando", tras lo cual siempre se despertaba con un dolor insoportable en su dedo lleno de sangre.

Su marido no entendía lo que le estaba pasando, los médicos no encontraban ninguna explicación, y finalmente internaron a Alicia en un psiquiátrico.

Allí no hizo sino empeorar, ahora en sus pesadillas veía a Sara junto a su cama.

Una noche, un celador del psiquiátrico oyó un espantoso ruido de cristales rotos que provenía de la habitación de Alicia.

Al entrar en la habitación vio que la ventana estaba rota, se asomó y vio a Alicia tirada sobre la acera en medio de un charco de sangre. Tenía una gran herida en la cabeza y a su lado, en el pavimento, alguien había escrito con su sangre: "AMIGAS PARA SIEMPRE".

FUENTE: http://www.halloween.com.es

jueves, 15 de febrero de 2018

Juntos hasta la muerte


Una pareja de casados, que ya tenía sus años de matrimonio, de altibajos, debido a los celos enfermizos de la mujer, recibieron una mala noticia, ella tenía una enfermedad incurable, que la incapacitaría poco a poco y de la cual llevaba un avance muy alto, sin probabilidad de recuperación.

Esto en lugar de juntarlos, los separo aún más, aumentando los celos de la mujer, que en el lecho de muerte, le exigía que nunca más se casara, cuando ella ya no existiera, ya que los votos que habían hecho, decían que estarían juntos hasta la muerte.

El hombre cansado de pelear, a todo le decía que si a la mujer, esperando que se calmara y se cansara de sus celos, para que pasara a mejor vida tranquilamente.


La muerte llego en poco tiempo, el hombre le guardo luto por un tiempo muy largo, y nada sucedió, solo hasta el momento de encontrar a una buena mujer, que le robo el corazón, se volvió a enamorar, pero algo mal hizo el hombre, al llevarla al mismo lugar que por mucho tiempo compartió con la que había sido su mujer por tanto tiempo.

Y las cosas empezaron a cambiar, empezando con cosas que no podían dar crédito, como el ver volar cuchillos, trastes que se caían, cajones que se abrían y cerraban delante de los ojos de los dos.

Ahí supo que era su difunta esposa, que debido a sus celos enfermizos, no había pasado a mejor vida, y la prometida de miedo lo dejo, así que el señor quedo solo y triste, hasta que la que había sido su esposa se le apareció.

Dando por resultado un ataque cardiaco masivo al que había sido su esposo, a lo que solo se escuchó: “Juntos hasta la muerte”.

FUENTE: https://leyendascortas.org

miércoles, 14 de febrero de 2018

Leyenda de la Dama de San Valentín


Se había organizado una fiesta de San Valentín en una casa en construcción montaña arriba, Claudia no asistiría porque sus padres le negaron el permiso, se quedó en casa esperando la visita de su novio, pero en lugar de eso, recibió la llamada de una de sus amigas, avisándole que su novio se encontraba en la fiesta con otra chica. Claudia de inmediato se las ideó para salir, y como no acostumbraba mentir, sus padres no dudaron en dejarla marcharse.

Tomó un taxi hasta la fiesta, y no tardó mucho en encontrar a su novio, efectivamente con otra mujer, en un par de minutos su novio convenció de que subiera con él al coche, discutían mientras él conducía, y en una curva, chocó con otro auto. Claudia salió disparada por el parabrisas, estrellándose contra en pavimento pues no llevaba el cinturón puesto.

Los conductores de los dos autos bajaron de inmediato, se acercaron a la chica y esta no respiraba, sabiendo que los dos habían bebido, temían ser culpados de homicidio imprudencial y arrojaron el cuerpo en un desnivel, cayó boca abajo, pero ella seguía viva y no podía moverse, pasó así tres días y murió desangrada, los trabajadores que se dirigían a terminar la casa la encontraron muerta, su vestido crema era ya rojo, de tanta sangre.


Nadie fue culpado por el hecho, pues no se encontraron pruebas, y el novio permaneció en silencio, pero años más tarde, el cómplice confesó al saber que habían encontrado jóvenes con sus mismas características muertos en aquella zanja donde tiraron a la chica, entró en histeria total, diciendo que la ella había vuelto por su venganza.

Y es por eso, que cada día se San Valentín, Claudia se aparece en la carretera, pidiendo aventón, esperando que alguno de los chicos que ataca, sea uno de los culpables de haberla abandonado aquella noche, se dice que los encanta con su sexy vestido rojo, los convence de quitarse el cinturón para besarla, en el momento que la tocan sus manos se llenan de sangre y pierden el control del volante en la curva, donde igual que ella se estrellan en el pavimento al salir despedidos por el parabrisas.

FUENTE: https://leyendadeterror.com

martes, 13 de febrero de 2018

La sensación de sentirse observado: ¿Fenómeno paranormal o paranoia?


Todos nos hemos encontrado en una situación donde hemos tenido la sensación de ser observados, seguido de un repentino escalofrío y que nos ha obligado a mirar detrás de nosotros para ver si alguien nos estaba mirando. En ocasiones tenemos razón pero en otras nos encontramos en una habitación a solas. Se trata de un fenómeno bastante común entre la población que plantea algunas preguntas: ¿somos capaces de detectar esto conscientemente? ¿Fue sólo simple casualidad?

Parapsicólogos y otros investigadores creen que este fenómeno se conoce como el efecto de miradas psíquica o en términos científicamente correctos como scopaesthesia, aunque otros expertos sugieren que puesto que como no hay nadie más alrededor, la sensación de sentirse observado procede de entidades del más allá, todo un fenómeno sobrenatural.


Investigadores como Rupert Sheldrake, concluyeron que algunas personas son capaces de detectar los efectos de la mirada fija. Aunque sea cual sea la teoría, muchos investigadores se muestran escépticos con los resultados que provienen de la esfera paranormal, porque consideran que son muy difíciles de probar en un entorno experimental.

Presencias del más allá nos observan

Son muchas las personas que les aterra la simple idea de sentirse observados por fantasmas y demás entidades. Una gran parte de ese miedo se basa en los factores desconocidos como: ¿Quién es? ¿Qué es? ¿Qué es lo que quieren? ¿Van a atacarme? ¿Poseerme? ¿También me observan durante momentos privados?

Es más que conocido en el círculo de lo paranormal que ciertas entidades negativas acechan en la oscuridad, materializándose en forma de sombras oscuras. Según los expertos en esoterismo, la energía espiritual de estas presencias estaría “vibrando” a una “velocidad” mucho más lenta que los demás seres que residen en otras dimensiones, lo que hace que en ciertos momentos podamos sentir su presencia mirándonos fijamente, ya sea para alimentarse de nuestra energía o, en los peores casos, para atacarnos o poseernos.


Otra teoría para explicar la sensación de ser observados es el hecho de que los espíritus están por todas partes. Comparten el mismo espacio que nosotros, sólo que a un nivel diferente de conciencia. Y cuando las condiciones son favorables, los podemos sentirlos. Y, por supuesto, ya que están a nuestro alrededor, es natural pensar que nos están mirando.

Y no podemos obviar la teoría de algunos que sugieren que las presencias que nos observan son nada más y nada menos que guías espirituales. Estas presencias coexiste entre el plano espiritual para ayudarnos o dar advertencias. Pueden presentarse en los sueños y en los momentos delicados de nuestras vidas.


Escopaestesia: El efecto de la mirada en la nuca o miradas psíquicas

Sin lugar a dudas, está claro que hay muchas personas que creen en los eventos paranormales, tales como la escopaestesia, también conocido como el efecto de la mirada en la nuca o el efecto de las miradas psíquicas. La escopaestesia es el resultado de ser mirado sin saber y ser capaz de detectarlo. A lo largo de la historia ha habido muchos creyentes de este fenómeno, en consecuencia se ha producido también una gran cantidad de experimentos en búsqueda de respuestas a este fenómeno.

En 1913, John E. Coover llevó a cabo un estudio sobre la escopaestesia y concluyó que sólo el 50,2 % de los sujetos eran capaces de detectar si estaban siendo observados, por lo tanto, afirmó que es algo muy común en las personas. Del mismo modo, J.J Portman siguió los pasos científicos de Coover, concluyendo que el fenómeno psíquico era estadísticamente plausible.


Por supuesto que otros investigadores como Edward Titchener, Nea Mao y Linda Williams afirmaron que las pruebas realizadas por Coover eran simple causalidades debido a una mala interpretación. Más específicamente, Titchener rechazó la idea de que la escopaestesia se basaba en la telepatía.

Como es evidente, la ciencia no reconoce la existencia de este fenómeno y considera que es causado por problemas psicológicos. Sin embargo, tanto los creyentes como los escépticos todavía no han podido dar una explicación para la sensación de sentirnos observados. Es por este motivo que otros expertos en lo paranormal han sugerido que su origen está en la presencias de entidades de otras dimensiones como fantasmas, espíritus, ángeles o demonios.

FUENTE: https://www.mundoesotericoparanormal.com

lunes, 12 de febrero de 2018

Susurros del más allá: ¿espíritus protectores o entidades demoníacas?


¿Qué son los susurros espirituales?

Conocido comúnmente en la comunidad paranormal como “susurros espirituales”, se trata de una señal de que las personas que lo han experimentado han desarrollado una conciencia psíquica y la mediumnidad. Pero personas como Laura no son conocedoras de esta inusual capacidad y piensan que tienen algún tipo de problema psíquico. Pero la verdad es otra, y al desarrollar la mediumnidad tienen la capacidad de contactar con seres de otras dimensiones que en algunos casos pretende ayudarnos y en otras pude tratarse de seres demoníacos.

Todo aquel que ha tenido experiencias de este tipo afirma escuchar una especie de “zumbido” que se transforma como un susurro. Todos estos son signos de que algún tipo de espíritu está intentando comunicarse con nosotros, y muy a lo contrario de lo que pueda parecer, no hay que tener miedo. Aunque no todo el mundo tiene la misma experiencia en cuanto a los “susurros fantasmales”, el objeto siempre es el mismo: intentando llamar nuestra atención, hablar con nosotros y, en casos muy determinados, pueden darnos un mensaje.


Como reconocer este fenómeno

Los psíquicos aseguran que estas entidades espirituales están a nuestro lado hablando tan normal como lo haría con un grupo de amigos o familiares. Al desarrollar estas capacidades, las personas recogen esas vibraciones de energía y las transforman en voces reconocibles. Cuando esto sucede, es como estar en una habitación de una casa cuando otros están hablando en otra habitación. En algunos casos podemos seguir esa conversación, pero generalmente no son lo suficientemente claras, por lo que recibiremos una especie de “zumbido” más o menos fuerte.

¿Pero cómo es posible comunicarnos con los espíritus? Nuestro subconsciente está siempre abierto para recibir y sentir otras energías que nos rodean. El subconsciente, que es una especie de antena energética, recoge los sonidos y sensaciones de nuestro alrededor constantemente, tanto si somos conscientes o no. Cuando se llega a un punto en que se necesita una mayor atención sobre una situación, entonces comienza con la recepción de pitidos, zumbidos o sensaciones, y en última instancia los “susurros”.

En realidad todo el mundo recibe susurros espirituales, pero la diferencia es que algunas personas son más conscientes que otras. Cada persona recibe estos susurros de manera diferente y es por eso que puede llegar a confundir lo que está pasando. No hay susurros idénticos, como tampoco hay dos energías idénticas. Entonces, ¿cómo puedo entender estos susurros? Los expertos aseguran que todo dependerá de lo que está pasando en tu vida y en qué dirección te diriges. Si estás buscando respuestas, orientación o una intervención divina, entonces puedes estar llamado a ciertas entidades que te harán saber que están contigo.


Espíritus y entidades demoníacas

Los “susurros espirituales” también tienen su parte más oscura, y es que cuando una persona “abre la comunicación con otras dimensiones” también puede recibir “señales” de entidades no deseadas. Los expertos aseguran que ciertas entidades demoníacas pueden acceder a nuestra mente y puede influir en nuestros pensamientos, y el susurro es una forma de penetrar en la mente de su víctima.

Hay que recordar que las entidades oscuras se esfuerzan en demostrar su existencia, y cuando la persona hace caso omiso a las indicaciones, entonces las entidades demoníacas comienzan a subir la frecuencia e intensidad de la comunicación, mediante susurros u otros fenómenos no deseados. Por este motivo hay que estar atento a todo tipo de señales que nos pueden indicar de qué tipo de entidades se tratan, para poder reaccionar tiempo antes de que sea demasiado tiempo.

Dado que los susurros fantasmales en nuestros oídos es un fenómeno que afecta a millones de personas en todo el mundo, claro está que no puede pasar inadvertido. Y aunque la ciencia intente alejarnos de nuestros verdaderos orígenes, es importante saber quiénes somos y las sorprendentes capacidades que poseemos.


¿Qué debes hacer?

Y no podíamos acabar este artículo, sin recordarte que debes hacer la próxima vez que experimentes estés este fenómeno:

La primera regla de oro es que cuando te ocurra, detente por un momento y mirar a tu alrededor para ver lo que está pasando o lo que vas a hacer. Puede ser que te encuentres en momento donde necesites ayuda, y los susurros pueden estar advirtiéndote, haciéndote pensar que es lo correcto o la nueva dirección que debes tomar.

La segunda regla de oro es posiblemente la más importante de todas: reconocer que está tratando de llamar tu atención. Podría ser un ángel, guía espiritual o el espíritu de un ser querido. Pero recuerda que también podría tratarse de entidades demoníacas o no deseadas.

Una vez que estés listo para la comunicación, a veces las entidades quieren hablar aún más rápido, por lo que los susurros aumentarán en potencia y claridad. Es por este motivo que hay estar atento a lo que nos quieren decir. Así que la próxima vez que escuches como alguien invisible susurra tu nombre al oído, podrías estar escuchando entidades de otras dimensiones.

FUENTE: https://www.mundoesotericoparanormal.com

viernes, 9 de febrero de 2018

Dos historias terroríficas del Titanic que nadie había contado.


El escritor español Nacho Montero, en su libro "Los diez del Titanic", recoge algunos episodios bastante oscuros de aquel 14 de abril de 1912 que muy pocos conocen o que quienes los vivieron, prometieron llevarse la verdad a la tumba

Han pasado más de 105 años desde aquella noche del 14 de abril de 1912, cuando el Titanic, el barco que fue creado y bautizado como “el mayor desafío del hombre” y que ni Dios sería capaz de hundir, terminó en lo más profundo del océano, tragedia que cobró la vida de 1,500 pasajeros.

La historia del Titanic no solo ha atraído la atención de diversos cineastas, como James Cameron; varios escritores e investigadores se han sumergido a lo más profundo del océano para poder dar con la verdad acerca de qué fue lo que propició este accidente.

El escritor español Nacho Montero, en su libro “Los diez del Titanic”, ha develado dos hechos que cambian por completo la concepción que en general se tiene de la historia del famoso trasatlántico, pues hubo negligencias y conductas inaceptables, e incluso inhumanas, por parte de la tripulación, que de haber actuado de otra manera, seguro muchas personas hubieran salido con vida de este hundimiento.


Quién escribió y qué dice la “única” carta con membrete que sobrevivió el hundimiento del Titanic

Una de las únicas cartas que se conoce que fue escrita abordo del Titanic, antes de que naufragara en el Atlántico, fue vendida en una subasta por un precio récord para este tipo de artículo.

La carta, escrita por el empresario y pasajero del Titanic, Oscar Holverston, alcanzó US$166.000.

El documento estuvo altamente cotizado por haber sido escrito el 13 de abril de 1912, un día antes de que la lujosa embarcación chocara contra un iceberg.

Es la única carta de la que se tiene conocimiento que fue escrita en papel membrete del Titanic y que sobrevivió a las aguas del Atlántico.

Holverson, un exitoso empresario estadounidense, le había escrito la carta a su madre, mientras viajaba a bordo del desafortunado buque con su esposa, Mary.

La pareja se había embarcado en el puerto inglés de Southampton con destino a su hogar en Nueva York.



El barco ballenero que pudo haber salvado vidas

Según en las investigaciones realizadas por Montero, un par de horas luego de que el Titanic chocara contra el iceberg, Samson, un buque finlandés que se dedicaba a la caza ilegal de ballenas y focas se acercó a este para tratar de ayudar en la labor de rescate; sin embargo, al ver las bengalas lanzadas desde el Titanic, el capitán ordenó que se alejaran de inmediato del lugar por temor a que llegara la Guardia Costera de Estados Unidos y les decomisaran su cargamento.

Días después llegaron a Islandia en donde se enteraron de la magnitud de la tragedia, por lo que los tripulantes decidieron hacer un pacto de silencio, el cual se mantuvo por más de medio siglo hasta que antes de morir, el capitán Henrik Naess revelara toda la verdad.

El escalofriante final de los cadáveres de los pasajeros de tercera clase en el Titanic

Una serie de telegramas reunidos por el historiador Charles Haas reveló la terrible verdad sobre el paradero de los cadáveres de pasajeros que viajaban en la clase más barata del Titanic.


De acuerdo con las comunicaciones intercambiadas entre el CS Mackay-Bennett (el barco encargado de recolectar los cadáveres en altamar) y la White Star Line, compañía que operaba el trasatlántico, los cuerpos a transportar a tierra fueron elegidos según el monto pagado del boleto.

Así, a bordo del CS Mackay-Benett, subían los cadáveres de personas que habían viajado en primera y segunda clase, mientras los de tercera clase eran arrojados al mar.

El Daily Mail publicó algunas imágenes de los telegramas y asegura que de los 334 cuerpos recuperados, 116 fueron arrojados al mar.

Los empleados de la White Star Line recibieron en tierra cadáveres diariamente durante todo un mes después de la tragedia del Titanic.


Manos cortadas con hachas

En el mismo libro, el escritor narra una verdadera escena sacada de una película de terror. Cuando el Titanic comenzó a hundirse, en la cubierta se vivían momentos de desesperación y de tensión en su lucha por sobrevivir. La tripulación era consciente que solo la mitad de los viajantes se salvarían dada la cantidad de botes salvavidas, así que algunos testigos narraron cómo vieron que algunos miembros de la tripulación les cortaron las manos con hachas a quienes intentaran subir a los botes salvavidas, ya en el agua, por temor a que también se hundieran estas embarcaciones por exceso de peso.

“En cuestión de minutos el bote 12, que se encontraba a un cuarto de milla de distancia de la zona del hundimiento, se vio acosado por enloquecidos náufragos que intentaban trepar a la embarcación. Una persona llegó nadando hasta nuestro bote y le cortaron de un hachazo la mano, mientras que a otras las mataron a tiros”, fue el relato dado por las hermanas españolas Florentina y Asunción Durán, quienes colaboraron con la creación de este libro, dando sus testimonios.

FUENTE: https://laopinion.com